CCH, memoria y subjetividad

Para Laura

La vida se vive hacia adelante, pero sólo pueden entenderse hacia atrás.

Kierkegaard

I

11988329_10207633558067842_6485557970755383126_nEl Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) fue creado por el Consejo Universitario en enero de 1971, en abril de ese mismo año se impartieron las primeras clases en los planteles Azcapotzalco, Naucalpan y Vallejo. En enero de 1971 nací en la Ciudad de México. Tengo la misma edad que el CCH.

&

La cultura es una construcción simbólica que sirve como marco de referencia para las interacciones sociales, sostiene y reproduce a la sociedad; está compuesta por creencias, ideas, formas de pensar y concebir al mundo. Es producto de la historia de cada comunidad y responde a los contextos sociales, culturales, políticos y económicos, se difunde en la familia, escuela, iglesia y medios de comunicación masiva. La cultura de manifiesta en la vida cotidiana, en cada una de las prácticas sociales que desempeñamos; nos permite ordenar el mundo, es un organizador de significados, a través de ella estructuramos nuestro presente, visualizamos nuestro futuro y reconstruimos nuestros pasado. La cultura es raíz de lo que hemos sido, es origen y destino. Es memoria y futuro.

 &&

“Definitivamente CCH-N fue parte integral de mi formación personal, académica y profesional. Me hizo aprender a responsabilizarme de mi persona en todos los ámbitos, incluso contra los famosos “porros”, saber cómo actuar en una era donde el movimiento estudiantil estaba en su apogeo. Académicamente, sembró la semilla del conocimiento, el hambre de saber, al mismo tiempo que me hizo responsable, dándome libertad. Empezando por horarios, era mi responsabilidad llegar a tiempo, entrar a clases, escoger mis materias y por supuesto, cumplir con trabajos y tareas. Si no empezaba por asimilar lo inmediato y tomar disciplina como estudiante y persona moral; no hubiera pasado por todo el proceso que tú un poco conoces. Mis valores, héroes, principios y conocimientos, se modificaron y otros se cimentaron durante esta etapa. Definitivamente ésta fue una de las mejores, donde empecé a descubrir, crear y reafirmar mi propio mundo. CCH-N con su estilo único, diferente al sistema de las preparatorias, me abrió las puertas para andar por los senderos que hasta hoy, continúo explorando…”

Elizabeth Kuan Quiu. CCH Naucalpan. Generación 1975.

 II

La primera vez que escuche nombrar al CCH fue en 1985, cuando cursaba el segundo grado de secundaria, el año del terremoto que devastó una parte de la Ciudad de México. Mi hermano Juan aprobó su examen de ingreso a CCH Vallejo, a partir de entonces llegaron a mi casa libros de literatura, clásicos griegos y latinos, de historia de México, de autores que sólo había escuchado y por fin podía verificar que existían: Carlos Marx y Federico Engels,  Adolfo Gilly, Gabriel García Márquez, antologías del cuento y poesía, conocí la música de Pablo Milanés y Silvio Rodríguez; entraron a la casa discusiones de política, las cuales no eran comunes. Se empezó a leer el periódico. Un año después ingresé a la Preparatoria Número 9, Pedro de Alba, de la UNAM.

&

La subjetividad es la forma en que el individuo participa activamente en la construcción del mundo social. Los sujetos se apropian de la realidad, asignándole un significado a las experiencias, los cuales posteriormente serán parte de su memoria. La percepción del mundo se construye a partir de diversas interacciones simbólicas que proveen de sentido a las vivencias, las cuales se acumularán y serán memoria.

El lenguaje constituye la sustancia que permite nombrar la realidad y otorgarle sentido a quienes somos. A partir de la lengua, de las palabras, expresamos lo que pensamos, nuestro mundo, nuestra cultura, lo social.

 &&

“Ingresé a CCH Naucalpan el 19 de enero de 1976.y terminé en agosto de 1978. ¿Qué aprendizajes dejó en mí? Aprendí, como muchos, a administrar mi libertad; a construir un pensamiento crítico y sistematizado. Debo a mí paso por CCH uno de los más gratos recuerdos de mi vida estudiantil, puedo resumir que desarrollé y fortalecí habilidades como: análisis, capacidad para la toma de decisiones, comunicación oral, espíritu de investigación. Actitudes: autoconocimiento, autoconfianza, congruencia, reflexión, tolerancia. Valores: amistad, compromiso, justicia social, lealtad.”

Rubi Medina Canseco. CCH Naucalpan. Generación 76 (7625429-3). Turno 02. Docente en las áreas de comunicación, marketing, administración y educación. Consultora y capacitadora en desarrollo de recursos humanos.  

 III

El año de 1987 llegó otro encuentro con el CCH, mi hermano fue activista político en el movimiento del Consejo Estudiantil Universitario (CEU), tiempos agitados de adolescencia, música y política. Mi mamá cosía en su máquina Singer las mantas de algodón que Juan llevaría en las distintas marchas de ese año. Ella y yo lo cuidábamos desde los puentes peatonales del Eje Central Lázaro Cárdenas: El agua es más bella desbordándose se podía leer en la manta que más recuerdo.

Foto Bety (3)El activismo político llegó diluido a la Prepa 9, mis amigos y yo fuimos testigos de como miles de ceceacheros y universitarios tomaban las calles del Centro Histórico. La UNAM se pintó de negro y rojo. De ese movimiento estudiantil derivó el Congreso Universitario un poco después y las luchas electorales del Frente Democrático Nacional que construyeron una parte fundamental en las luchas políticas de nuestro país.

&

Los significados que le otorgamos a nuestra experiencia están mediados por distintos factores: tiempo y espacio. El núcleo que sostiene al significado es la vivencia, pues permite que se dirijan las significaciones a nuestro mundo, a lo que nos pertenece. El pasado que nos construimos -real en parte y ficticio en otra- le da sentido a los que somos, las experiencias vividas nos pertenecen, nos constituyen como personas y como actores que conformamos estructuras sociales, culturales e históricas.

&&

“La formación en CCH exige o exigía mayor participación en clase (oral y escrita), te brindaba un mayor acercamiento al teatro, cine, literatura y otras disciplinas, porque eran tareas a cumplir, no eran opción… Te inculca la capacidad de análisis del entorno nacional, te incita a ser independiente y responsable de ti mismo, todo ello se queda en ti y tu vida profesional lo proyecta al cuestionar, participar, no quedarte callado y ser un ente activo en las organizaciones. La formación en CCH va más allá de lo académico y la considero de gran valía… Me declaro eternamente agradecida por todo lo que me brindó…”

Gloria Elena Ortiz Barderas. CCH Naucalpan. Generación 85 (8508112-9). Turno 02. Coordinadora de medios de comunicación en el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF)

 III

En 1989 ingresé a estudiar la carrera de Periodismo y Comunicación Colectiva en la ENEP Acatlán. El salón 616 fue el escenario de mi encuentro con mis nuevos compañeros de la licenciatura, varios egresados del CCH. Los recuerdo bien: María Luisa, Yeri, Alberto, Ángel, Gloria y muchos más. Lo he dicho muchas veces y ahora lo escribo: mis compañeros egresados de CCH destacaban, por su actitud actitud crítica, participativa, de debate; demostraban conocimiento de la realidad política del país, de literatura y, sobre todo, eran independientes, sabían investigar, leían por iniciativa propia, tenían un conocimiento general. Dicha formación les permitía desempeñarse con soltura en su paso por la licenciatura. Y supongo que su formación aún les es útil en diversos ámbitos de la vida.

&

Recuperar la memoria personal y subjetiva de los actores sociales como método de análisis tiene muchas ventajas: nos permite reconstruir de dónde venimos, la formación paulatina que hemos adquirido de nuestra familia, el contexto social, político e histórico que vivimos o recordamos. Se recopilan recuerdos, anécdotas, imágenes que entretejen los escenarios de quienes somos y de nuestro pasado. La memoria subjetiva es eco del pasado y ventana del futuro. Camino andado y sendero por recorrer.

&&

“Aprendí a estudiar, a ser autodisciplinada, a tener curiosidad y no quedarme con ella sino a investigar, que siempre se podían hacer las cosas de mejor manera, el trabajo en equipo, la cooperación y escuchar diferentes puntos de vista, así como muchas cosas más que por supuesto sigo aplicando en todos los aspectos de mi vida.”

Gabriela Castillo. CCH Naucalpan. Generación 1995 (09509043-8)Turno: 04, Desarrolladora de contenido

 IV

Ingresé como profesor al CCH Naucalpan el 5 de septiembre de 1994, a los 23 años. El mismo año en que se levantaba el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y en que era asesinado el candidato a la presidencia de la República del PRI, Luis Donaldo Colosio. Desde ese momento, gracias a mis compañeros profesores fui incorporándome al espíritu ceceachero: libertar con responsabilidad, crítica con fundamento, propuesta argumentada, actitud combativa, búsqueda permanente. En CCH pasé de ser profesor interino a ser profesor de Tiempo Completo. He vivido las huelgas de 1997 y 1999, múltiples paros y conflictos académicos y políticos. Se han cambiado dos veces los planes de estudio.

El país se ha transformado, el PRI perdió la presidencia de la República y la recuperó, las tecnologías de la comunicación han impactado en las formas de comunicación; el orden mundial se ha trastocado. Ya no somos los mismos.

&

cch 1999La memoria recupera del pasado las vivencias, aquellas que le son significativas para el sujeto y las reconstruye para narrarlas. No son fidedignas al hecho sucedido, ya son el hecho mismo. Se cuentan, se narran a partir de haberse significado, se reconstruye el pasado desde el presente. La memoria no sólo reordena los recuerdos, sino es elemento que constituyen la identidad del sujeto y del grupo, el recuento del pasado permite trascender aquello que recordamos. La memoria es  ficción y racionalización, reflexión, análisis y narración. El valor de la memoria no radica en que tan fidedigna es a los hechos, sino en la interpretación que se hace de ellos.

&&

“Los aprendizajes académicos que más significado tienen hasta el día de hoy se ubican en el campo de las ciencias sociales y humanidades, y son ser critica con la realidad, analizar los contextos y generar alternativas de solución a los conflictos. Como valores, la honestidad y sobre todo la responsabilidad, considero que ese es el principal valor del CCH. Finalmente, en conocimiento puedo mencionar técnicas de investigación y de análisis.”

Claudia Peña. CCH Vallejo. Generación1998 (9832928-9). Consultora y capacitadora en temas de Derechos Humanos y perspectiva de género.

 V

El CCH me ha construido, me ha enfrentado a diversos retos y situaciones, principalmente a mí mismo como persona y profesional. Me marcó como profesor al enfrentar salones luminosos, filas de mesas y bancas encontradas, jardines y prados amplios, pero sobre todo la actitud crítica, reflexiva y exigente de sus alumnos, sus búsquedas y encuentros, las aulas se han llenado de preguntas y respuestas, de diálogos construidos e incompletos. Testimonios de alumnos hay muchos, de lo que el Colegio les ha dado y lo que ellos han recibido de él.

El CCH es un espacio académico que se construye en la cotidianidad en las interacciones que día a día entre los actores que conformamos la comunidad y que han constituido el ser ceceachero. Si bien es cierto que también es una etapa de transición a la licenciatura, la formación, aprendizajes, experiencias y conocimientos que se adquieren en sus aulas, bibliotecas, prados, espacios abiertos se han convertido en un referente de la educación media superior.

&

El tiempo es la categoría de la experiencia humana. Somos tiempo. El tiempo está ligado a la historia natural, social y personal, la memoria se construye desde el tiempo en que se reflexiona y desde el momento de la existencia. El tiempo sólo se puede observar a partir de uno mismo de nuestra condición personal y subjetiva. Nosotros pasamos: somos tiempo y el tiempo nos constituye. El tiempo se percibe subjetivamente, pero también es parte de las construcciones sociales.

&&

“A mi consideración la formación en CCH es algo indescriptible, te deja la habilidad de desarrollarte y desenvolverte mejor con tu entorno y aprender a adaptarte a él, nos exige mucho la participación en cualquiera de sus ámbitos para ser personas más allegadas a la realidad social que se nos presenta y creo que principalmente el valor que nos deja es el de la responsabilidad, porque bien, si nos ofrece libertad la institución, también nos enseña (por no decir que nos obliga) a ser responsable tarde o temprano de los actos que cometimos durante nuestra estancia. Todos los aprendizajes que nos deja son útiles para la vida académica y personal, vas mejorando día con día las aptitudes.”

Itzel Alejandra Ortiz Vergara. CCH Naucalpan. Generación 2013 (313030970). Turno vespertino. Estudiante de segundo semestre de la Licenciatura en Comunicación, Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

 VI

Cumplí 45 años de vida, los mismos que el CCH; 30 como universitario, 21 como ceceachero. El CCH me ha dado mucho: orgullo, trabajo, ilusiones, proyectos, aspiraciones, amor y amistad. Me he formado en sus aulas y pasillos, en los diálogos con alumnos, trabajadores y profesores.

Lo que aquí cuento desde mi subjetividad, me une a este espacio y permanece. Estamos de paso en todas partes, pero nos queda la memoria.

Pollo desestabilizador

Este texto se publicó en la Revista Eutopía de Conmemoración de los 45 años del CCH.

 

——————————————————————————————————————————————–

Fernando Martínez
Fernando Martínez

 

UNAM. Obrero de la educación. Investigación, comunicación y cultura. Medio de contención. México about.me/emixime

 

 

 

——————————————————————————————————————————————–

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s